Trastornos de Conducta

Los trastornos de la conducta hacen referencia a la presencia de un patrón de conducta persistente, repetitivo e inadecuado a la edad del menor.

Se caracteriza por el incumplimiento de las normas sociales básicas de convivencia y por la oposición a los requerimientos de las figuras de autoridad, generando un deterioro en las relaciones familiares o sociales.

TRASTORNO NEGATIVISTA DESAFIANTE

  • Comportamiento negativista hostil y desafiante que dura por lo menos seis meses.
  • Deterioro en la actividad social, académica o laboral.
  • Característico en niños por debajo de los 10 años.
  • Comportamiento desafiante, desobediente y provocador.
  • Los niños tienden a oponerse activamente a las peticiones o reglas de los adultos y a molestar deliberadamente a otras personas.
  • Suelen tender a sentirse enojados, resentidos y fácilmente irritados por aquellas personas que los culpan de sus propios errores o dificultades.
  • Tienen baja tolerancia a la frustración y pierden el control fácilmente.
  • Los desafíos en forma de provocaciones dan lugar a enfrentramientos.
  • Se comportan con niveles excesivos de grosería y falta de colaboración con el fin de resistirse a la autoridad.

TRASTORNO DISOCIAL

  • ​Agresión a personas y animales.
  • Destrucción de la propiedad.
  • Fraudulencia o robo.
  • Violaciones graves de normas.