Evaluación de la lectura

La evaluación de la lectura tiene como objetivo analizar los procesos implicados, detectar las dificultades que presentan los alumnos e identificar los tipos de errores que cometen. La evaluación es el punto de partida para iniciar la intervención educativa. En la evaluación de la lectura se deben considerar al menos las siguientes cuestiones:

  • ¿Existe algún retraso específico?
  • ¿Cómo han sido las experiencias de aprendizaje de la lectura?
  • ¿Qué vía se utiliza cuando se lee para acceder al significado?
  • ¿Qué tipo de estrategias se utilizan para llegar a la comprensión global del texto?

Para dar respuesta a estas cuestiones, lo primero que debemos determinar es si nos encontramos ante un caso de dislexia o un retraso del lenguaje.a evaluación se realiza utilizando distintas pruebas como WISC-R (Weschsler, 1999). El perfil de un disléxico en esta prueba presenta un menor rendimiento en las pruebas verbales que en las manipulativa, a pesar de contar con una inteligencia normal (CI = 90-110). La exploración se completa con una prueba de lectoescritura, el TALE (Cervera y Toro, 1980) o el PEREL (Maldonado et al., 1992). Para evaluar los diferentes procesos implicados en la lectura, recientemente Cuetos y cols. (1997) han publicado una batería en la que se analizan de forma pormenorizada los componentes de la lectura. Para evaluar la capacidad de leer, comprender y resumir se desarrolló la batería IDEPA (Alonso Tapia, Corriedo y González, 1992).

El resultado final de la exploración podría contener los siguientes elementos:

  1. La descripción de las estrategias para leer y el modo de proceder ante textos.
  2. El análisis de los errores cometidos (omisiones, adiciones, repeticiones, sustituciones, inversiones, etc.).
  3. El nivel de comprensión lectora.
  4. La valoración del contexto, analizando lo que se le pide hacer y lo que realmente hace con ayuda y sin ayuda.

Para evaluar a lectura, a continuación, damos algunas sugerencias sobre los diferentes tipos de pruebas no estandarizadas que se pueden aplicar. La ejecución en cada una de las pruebas debe ser registrada para poder analizar la categoría de los errores presentes.

  1. Evaluación de la vía léxica. Esta vía es difícil de evaluar porque el castellano es un idioma fonológicamente transparente. La lectura específica que se puede realizar incluye:
    1. Listado de palabras de homófonas o irregulares.
    2. Listado de palabras de diferente longitud (largas, cortas).
    3. Texto completo con palabras homófonas dentro de frases que indiquen su significado.
  2. Evaluación de la vía fonológica. La lectura incluye tareas específicas para evaluar la conciencia fonológica.
  3. Evaluación de la comprensión lectora. Para la evaluación se utilizará un texto adaptado al nivel del alumno. Entre las tareas específicas que el alumno debe realizar se incluye la respuesta a una serie de cuestiones relativas a:
    1. Resumir el texto.
    2. Identificar la idea principal e intención del autor.
    3. Identificar el tipo de texto.
    4. Comentar el texto y dar la opinión personal.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.